Saltar al contenido

Cocinitas de madera para crear un espacio Montessori (o no)

En la educación Montessori debemos dar a los niños la capacidad de desenvolverse en un entorno real. Sin embargo, conseguir ese propósito, a según qué edad, y en según que espacio de la casa puede ser un reto.

La cocina es una de esas partes del hogar donde pasamos más rato y donde a los niños les gusta más colaborar, descubrir nuevas actividades y hacer experimentos. Las torres de aprendizaje son una buena herramienta para integrar a tu peque en las actividades de la cocina.

A los niños les encanta imitarnos pero no siempre es posible estar pendientes de ellos. Y menos cuando estamos cocinando y vamos con prisa. Las solución es que en esos momentos en los que no es posible tener a tu peque en la cocina, él siga aprendiendo a través del juego simbólico.

Aquí es donde entran en juego las cocinitas de madera.


¿Qué aportan las cocinitas de madera a la educación Montessori?

Las cocinitas de madera permiten a los niños (a partir de los 2 años) experimentar a través del juego simbólico. El juego simbólico consiste en imitar las actividades que realizan los adultos y que ellos ven en su entorno.

Pueden convertirse en médicos, bomberos o, en el caso que nos ocupa, en chefs. Aunque no tiene porque ser un oficio, simplemente el niño disfruta haciendo lo mismo que ve que hacen sus papis en casa, en la cocina. 

Una de las misiones de la educación Montessori es que los niños sientan que son independientes. Y con una cocinita de madera brinda la oportunidad de estar en una cocina casi real sin tener que estar bajo la supervisión de un adulto.. Tu peque se sentirá feliz porque podrá hacer lo mismo que tú; eso sí, sin el riesgo de quemarse o cortarse.

Pero no solo la felicidad de los peques es importante. Su desarrollo también. Una cocinita de madera aporta grandes beneficios tanto a nivel físico como emocional. 


❤️ Estas son las cocinas que más compran los papás que ya conocen los beneficios 


Beneficios de las cocinitas de madera

  • Independencia y confianza: nada como poder las tareas cotidianas por sí mismo para que su autoestima suba junto a la confianza. Para él, el juego simbólico es muy real, así que cuantas más actividades pueda llevar a cabo en la cocina, más independiente se sentirá para explorar nuevas áreas en su desarrollo.
  • Creatividad e ingenio: ¿Quién ha dicho que no se puede hacer un sandwich con zanahoria? ¿O una sopa con un huevo duro? La cocinita de madera permite que el niño exprese su creatividad y agudice su ingenio para meter, por ejemplo, una pizza y una paella dentro del horno a la vez.

  • Organización: para cocinar hay que saber donde están guardados los utensilios, pero también cuanto espacio tenemos para lograr freír un huevo sin vasos, cucharas o tenedores sobre los fogones. Una cocinita de madera es una herramienta excelente para que tu peque aprenda a organizarse y a ordenar.
  • Lenguaje y vocabulario: jugar con una cocinita de madera es una gran oportunidad de consolidar el vocabulario, diferenciar los colores e incluso aprender nuevas palabras. ¿Mamá, que se pone en la sopa? Un pimiento rojo. No, eso es un tomate… y así, sin darse cuenta, aprende.
  • Habilidades sociales y trabajo en equipo: cocinar para los demás o cocinar con otras personas requiere grandes dosis de comunicación, coordinación y empatía. Tu peque aprenderá que si juega con sus hermanos o amiguitos debe compartir, dejarles espacio e incluso negociar cuando necesite una cuchara y la esté usando otra persona.

  • Habilidades psicomotrices: las distintas actividades que debe desarrollar en la cocinita (poner ollas en los fogones, remover con el cucharon, cortar comida de madera…) obliga a tu hijo a usar sus manos para sujetar, mover y transportar, desarrollando y mejorando  la coordinación ojo-mano y la motricidad fina.
  • Habilidades numéricas: cortar la comida en pedazos, ponerla en platos, saber cuantos vasos tiene que repartir. Todo lo que hace en la cocinita de madera le obliga a ir contando o si es muy pequeño, a ir descubriendo el concepto de los números y las cantidades.

Además, regalarle a tu hijo su propia cocina de madera también ayuda a fomentar su amor por el mundo gourmet. Y quién sabe si, más adelante se convertirá en un famoso/a chef con estrellas Michelin.


Elige la cocinita de madera del color que más le guste a tu peque.


¿Cuál es la mejor cocinita de madera para tu hijo?

La idea del juego Montessori es que los niños se desenvuelvan en un entorno real y…¿cuántas cocinas de plástico has visto en el mundo «real»?

Las cocinitas de madera aunque no son «de verdad», son lo más parecido a las que tenemos en casa. Para mí son la mejor opción; ya sin  entrar a valorar el impacto ecológico negativo de los juguetes de plástico.

Hay dos temas a valorar que son importantes. Por un lado el espacio del que dispongas en casa y por otro lado la edad de tu peque.


Espacio disponible en casa para la cocinita de madera

lo ideal, si sigues la educación Montessori, es que la cocinita de madera esté en la misma cocina. Igual que creas un «Rincón Montessori de baño» en el baño, deberías crear un «rincón Montessori de cocina» en la cocina.

Aunque si la cocinita no te cabe en la cocina, no te preocupes, lo más importante es que tu hijo pueda disfrutar del juego y tú puedas observar cómo piensa, siente y se desenvuelve recreando situaciones del día a día.


Edad del niño

Si tu hijo todavía es muy pequeño, mi recomendación es que optes por una cocina de juguete de madera adaptada a su tamaño. Compacta o incluso portátil.

Asegurándote que cumple 3 requisitos de seguridad importantes:

  1. Que no contenga piezas pequeñas con las que pueda ahogarse
  2. Que los cantos sean romos para que no se lesione
  3. Que los materiales no sean tóxicos (pinturas y barnices)

❤️ Estos modelos de cocinitas portátiles y compactas son los más vendidos


Si tu hijo es más mayor, opta por cocinitas de juguete más elaboradas, que sienta que está en una cocina como la de sus papás. Con fregadero, fogones, horno, armarios…

Hay mil y una opciones y seguro que encuentras alguna que se adapta al espacio de tu hogar, a tu peque y como no, a tu bolsillo (que también hay que mirarlo 😉

>>Ver cocinitas de madera en Amazon


Equipa la cocina de madera con utensilios y comida

Si te decides por regalar una cocinita de juguete de madera para que tu hijo tenga su espacio Montessori y pueda iniciarse en el juego simbólico, recuerda que necesitará utensilios y accedorios de cocina.

Hay  complementos para las cocinas de juguete que son una maravilla. Una réplica exacta de las ollas, paellas y sartenes que usamos los adultos; para aplicar el método Montessori y conseguir que tu peque se lo pase pipa cocinando  van como anillo al dedo.

Hay de todo, no solo baterías de cocina: vajillas de madera, cafeteras de madera, batidoras de madera, juegos de té de madera, tostadoras de madera… . Cuando los descubras no sabrás qué elegir para la cocinita de  madera. Es todo tan adorable y bonito…

Por no hablar de la comida. Hay verdaderas monerías. Desde cajitas con varios ingredientes para que tu peque pueda guardarlos y clasificarlos, pasando por frutas, carnes y verduras de madera que puede cortar a trozos.

Este tipo de juguete además de ser súper realista, permite que tu hijo trabaje la motricidad fina y la concentración y se adentre en los conceptos de «todo y parte» o números. 

 

>> Ver comida de madera en Amazon

Última actualización el 2020-10-24 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados