Saltar al contenido

La solución para la incontinencia urinaria postparto que nadie te cuenta

La solución para la incontinencia urinaria postparto que nadie te cuenta

Incontinencia Urinaria Leve

La incontinencia urinaria es uno de los problemas de salud más extendidos entre las mujeres que han dado a luz y sin embargo, uno de los que menos se habla.

Por vergüenza.

Y justamente porque no se habla sobre él, se pasan por alto algunas de las soluciones más sencillas y se tiende a poner parches que no solucionan el problema y que se anuncian en televisión como si fuera lo «normal» (sí, hablo de las compresas para pérdidas de orina).

Pero créeme, hay soluciones efectivas que ponerse un «pañal para mujeres».


¿Qué es la incontinencia urinaria?

Que es la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es cuando no puedes controlar, o te cuesta controlar, la salida del pipí. Lo que en términos médicos suele llamarse una pérdida de control de la vejiga.

La incontinencia urinaria puede ir desde unas leves pérdidas de orina cuando toses, estornudas o ríes (incontinencia urinaria de esfuerzo), hasta el punto de no poder aguantar la orina y tener que correr para llegar al baño a tiempo (incontinencia urinaria de de urgencia).

A veces la incontinencia urinaria produce situaciones tragicómicas; más trágicas que cómicas si estás en algún lugar público.

Hay pérdidas de orina debidas a enfermedades o afecciones del sistema nervioso (Parkinson, tumores, ictus…) las cuales son complicadas de solucionar o mitigar (si es que se pueden solucionar o mitigar) si no es con ayuda profesional y fármacos.

Sin embargo, hay otras pérdidas de orina que son debidas a un simple debilitamiento del suelo pélvico debido a distintas causas; entre ellas el embarazo. En estos casos, la solución es factible y sencilla.

Por desgracia, el remedio a las pérdidas leves de orina no suele anunciarse por televisión ni es recomendada por los médicos (totalmente incomprensible).

El tabú detrás de las pérdidas leves de orina (o no tan leves) debidas al debilitamiento del suelo pélvico lleva a las mujeres afectadas a no hablar de su problema y, en consecuencia, a no adoptar las medidas adecuadas en el momento oportuno (cuando empieza la incontinencia).

¿Qué ocurre? Que la situación, al inicio leve, empeora con el tiempo hasta obligar al uso de compresas para evitar situaciones embarazosas o incluso a pasar por el quirófano para poner fin al calvario.

Un rollo.





¿Qué tienes que hacer para no tener pérdidas de orina?

Que tienes que hacer para no tener perdidas de orina

Como te he comentado antes, en la gran mayoría de casos las pérdidas de orina suelen tener como origen un debilitamiento del suelo pélvico debido al embarazo.

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que sujetan los órganos que contiene nuestra pelvis (vejiga, útero, vagina, recto y ano).

Si estos músculos del suelo pélvico están tonificados evitan que por efecto de la gravedad los órganos de la pelvis desciendan y causen problemas (como los prolapsos vaginales, uterinos o de recto)

Aunque la falta de tono muscular no es solo debida al embarazo. Existen distintas circunstancias que provocan que con el paso del tiempo los músculos pierdan fuerza.

Cada vez que ejerces presión dentro de la pelvis, tus músculos pélvicos se resienten.

¿Y cuándo hay presión intrapélvica?

  • En el embarazo. El peso del bebé sobre el suelo pélvico es una de las causas que provoca más incontinencia urinaria.
  • Al llevar ropa ajustada que te apriete la zona abdominal de forma regular.
  • Con el estreñimiento crónico. Cada vez que ejerces fuerza para vaciar los intestinos sometes a los músculos de la pelvis a un estrés.
  • Al hacer deporte de impacto, como por ejemplo correr o saltar. Los impactos repetitivos debilitan el suelo pélvico.
  • Al levantar peso. Si tienes una profesión en la que haces fuerza para levantar peso, estás minando los músculos de tu pelvis.
  • El sobrepeso o adoptar malas posturas son otros factores de riesgo.

Pero es que además, a todo esto cabe añadir que con la menopausia hay cambios hormonales que debilitan el suelo pélvico.

Es decir, que si tu suelo pélvico ya está dañado, al llegar la menopausia las pequeñas y esporádicas pérdidas de orina pueden convertirse en no tan pequeñas y no tan esporádicas.

¿La solución? Rehabilitar el suelo pélvico con:

  • Reeducación vesical: programando las veces que se va al baño a hacer pis (tiene que ser de forma frecuente) y vaciando completamente la vejiga.
  • Ejercitando la musculatura pélvica: puedes optar por los aburridos ejercicios de Kegel o bien ejercitar el suelo pélvico con conos vaginales  o bolas chinas

Síntomas del suelo pélvico debilitado en el postparto

Sintomas del suelo pelvico debilitado

Las pérdidas de orina son un claro indicativo de que algo no anda bien en tu suelo pélvico. Sin embargo, hay síntomas menos conocidos (y menos tenidos en cuenta) que también indican que los músculos de tu pelvis están “flojitos”.

Uno de ellos es el dolor lumbar (en la espalda baja). El dolor lumbar puede deberse a infinidad de causas, pero si va acompañado de pérdidas de orina u otro de los síntomas que hay a continuación… sospecha.

Otro síntoma de alarma es si sientes dolor durante la penetración en tus relaciones sexuales o no consigues llegar al orgasmo (si es que antes sí que llegabas, claro).

La sensación de tener un peso en el recto o en la vagina también puede ser un indicador de que el suelo pélvico está débil. Se debe a que no vacías bien ni la vejiga ni el recto; no vaciar bien el recto es una de las causas de hemorroides durante el embarazo.

En estos casos, es importante que consultes con tu médico para descartar que no se trata de otra patología. Si finalmente confirma que la causa es tu suelo pélvico, entonces ya puedes ponerte a trabajar para fortalecerlo de nuevo.






Cómo puedes fortalecer el suelo pélvico para reducir el riesgo de pérdidas de orina o evitarlas

Como puedes fortalecer el suelo pelvico para reducir el riesgo de perdidas de orina o evitarlas

Si ya eres consciente que más vale prevenir que curar o si ya sufres pérdidas de orina pero estás dispuesta a poner solución, ahora solo necesitas decidir qué método o métodos se adaptan mejor a ti a la hora de fortalecer el suelo pélvico.


Ejercicios de core para mejorar el suelo pélvico

Estos ejercicios trabajan el músculo transverso del abdomen.

Este músculo está relacionado con los músculos del suelo pélvico, ya que estos no trabajan de forma aislada, sino de forma sinérgica con otros músculos.


Ejercicios hipopresivos para mejorar el suelo pélvico

Los abdominales hipopresivos son bastante populares entre las mujeres que desean reducir su cintura unos centímetros a través de la contractura isométrica de la musculatura profunda abdominal.

Lo que no es tan conocido, es que al tiempo que se trabaja la musculatura del abdomen también ayuda a tonificar el suelo pélvico. Un dos en uno: te pone en forma y previene o soluciona las pérdidas de orina.

¡Precio rebajado!
Tu suelo pélvico, ese gran desconocido: Descubre cómo puedes cuidarlo durante toda tu vida

La incontinencia urinaria afecta a una de cada cuatro mujeres a partir de los 35 años. El responsable es este gran desconocido es el suelo pélvico; queda especialmente dañado tras los partos pero también se deteriora sin haber tenido hijos.

La buena noticia es que tiene solución. Este libro recoge toda la información necesaria para que cualquier mujer (desde una adolescente hasta una mujer en plena menopausia) resuelva sus dudas y aprenda a fortalecer su suelo pélvico.

Las autoras son expertas en rehabilitación de suelo pélvico.

⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️ Mi pareja adquirió este libro cuando nos enteramos que esperábamos un bebé. Fue todo un acierto. Sin embargo considera que debería haberlo cogido con anterioridad ya que tal como dice el título, el suelo pélvico es un gran desconocido y debería trabajarse sin importancia de estar embarazada o no.

El lenguaje del libro es sencillo por lo que su lectura es muy fácil.

Al comienzo explica la anatomía del suelo pélvico con ilustraciones incluidas así como las señales de alerta cuando hay algún problema con él.

A continuación dice cómo va evolucionando a lo largo de toda la vida, desde la infancia hasta la menopausia a la vez que da propuestas prácticas con ilustraciones para cada una de estas etapas.

Uno de los apartados más importantes es el que dedica a los ejercicios de kegel y a los famosos hipopresivos tan de moda; estos últimos son bastante complicados de realizar sin la ayuda de un profesional al principio pero las explicaciones del libro sirven como base para entender qué zonas se deben activar y cómo.

>>Ver testimonio


Ejercicios de Kegel

¿Quién no ha oído hablar de ellos? Son los más conocidos cuando se habla de ejercicios para la rehabilitación del suelo pélvico. Consisten en contraer de forma voluntaria los músculos del suelo pélvico para entrenarlos

Los resultados tardan semanas o meses en verse y, aunque efectivos, tienen un pero: algunas mujeres son incapaces de saber si están contrayendo la musculatura pélvica.

En estos casos, es aconsejable contar con aparatos que te den feedback y controlen la evolución de los ejercicios.

⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️ Dos partos. LO RECOMIENDO 100%
Después de dos partos mi suelo pélvico había empezado a descolgarse. Mi ginecóloga me recomendó hacer ejercicios.
El envío ha sido muy rápido y el manual explica perfectamente los pasos a seguir. He empezado a usarlo hace una semana y ya empiezo a notar los resultados.
¡¡Ya puedo estornudar más tranquila!!

>>Ver testimonio





Conos vaginales

Se trata de pesas especialmente diseñadas para colocarse en el interior de la vagina para ejercitar los músculos del suelo pélvico. La ventaja que tiene este método para prevenir pérdidas de orina o solucionarlas es la comodidad y la adaptabilidad.

Comodidad porque solo tienes que insertar el cono a modo de tampón y llevarlo 15 minutos un par de veces al día.

Adaptabilidad porque los conos suelen tener distintos pesos, y puedes elegir el adecuado dependiendo de cómo esté tu suelo pélvico (empiezas con los de menos peso y vas aumentando a medida que tus músculos van tonificándose).

⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️   Soy fisioterapeuta y hace años que llevo pensando que debería alguna alternativa a los ejercicios Kegel.  Son difíciles de explicar y aprender y no se aprecia mucha mejoría hasta después de meses.
Este producto es lo que faltaba, ejercita la correcta musculatura de manera “inteligente” y no necesita esfuerzo.  Los resultados que estoy viendo entre mis pacientes son toda la evidencia que necesito .
Lo recomiendo fuertemente a todas las mujeres y especialmente a las madres, que tienen poco tiempo para cuidarse a ellas mismas.

>>Ver testimonio


Bolas Chinas

Se venden como una alternativa a los conos vaginales (hay bolas chinas que permiten jugar con el peso). Pero su función es distinta a la de los conos vaginales.

Las bolas chinas tonifican las fibras musculares con una suave vibración que emiten cada vez que te mueves. Son menos anatómicas que los conos vaginales y también pueden usarse para juegos eróticos con la pareja.

No lo he comprado para uso sexual , así que el mando ni lo he usado. Lo he comprado para lo que sirven las bolas chinas de toda la vida, para hacer ejercicio pélvico ya que después de dos partos naturales ….. Me hace falta hacer ejercicio de Kegel.

✅ Trae 3 tamaños. El primer día me puse el de menos peso… Bueno pues ese tamaño no me sirvió porque hasta olvidé que lo llevaba y por lo tanto al no ejercer ninguna presión no tuve necesidad de hacer ninguna fuerza .

✅  Al día siguiente me puse el de peso medio y hasta hoy es el que uso. De momento me va bien. Noto un poco de presión y ejerzo un poco de fuerza que voy alternando con relajación. Me lo pongo por la mañana cuando me ducho y me lo quito al llegar al trabajo; habrán transcurrido como unos 25 minutos más o menos

✅  El tacto es súper agradable. Como sedoso. Y el color muy cuqui.

Todas las mujeres que hayan dado a luz deberían usarlo.

>>Ver testimonio


Ninguno de estos métodos excluye a los otros. Puedes usarlos todos, algunos o solo uno.

Todo depende de cómo estés de desesperada a la hora de solucionar tus pérdidas de orina, el tiempo que desees tardar para deshacerte de ellas o si simplemente quieres prevenir su aparición.





Última actualización el 2022-01-19 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados